Prensa: Luis Eloy Ramírez Cabrera.

Foto: Cortesía

 

Nicaragua es la tierra que vio nacer, no solo al inmortal poeta universal Rubén Darío, y al tricampeón mundial de boxeo, Alexis Argüello, llamado “El Caballero del Ring”, también es la cuna de uno de los más grandes lanzadores latinos que han jugado en las Grandes Ligas, Dennis “El Presidente” Martínez quien fue el primer hispano en lanzar un juego perfecto y quien durante dos décadas, tuvo la marca de más triunfo para un latinoamericano en la MLB, hasta que otro derecho, Bartolo Colón- Rep. Dominicana-  lo desbanco en 2018.

Pero no solo Martínez arribó con éxito a la gran carpa, otros como Marvin Benard, David Green, Everth Cabrera y Vicente padilla también probaron el dulce sabor del éxito en el Big Show.

Es en esa calurosa tierra nicaragüense, también vio luz un joven de nombre Luis López, con quien tuvimos una larga conversación telefónica: USA – Costa Rica. López, un hombre que pese a su juventud es el pionero del beisbol femenino en ese país, iniciativa muy inusual pues Nicaragua es una nación donde el beisbol comparte con el futbol, el título del deporte nacional, dándole glorias al país tanto a nivel individual como de sus selecciones, por lo que se considera al deporte de las cuatro bases un deporte de hombres.

Por esta razón, muchos – gente de béisbol-  no entienden su afán de incursionar en la versión  femenino del juego, por lo que le han dado poco ánimo, hasta el punto de tildarlo de loco pero López quien emigro a los 5 años a Estados Unidos con su familia, y que reside actualmente en la población de San Mateo (California), decidió tomársela en serio con esto del béisbol femenino. El un enamorado de su tierra natal a pesar de la distancia que lo separa e incluso a pesar de ser formado en una cultura tan diferente a la nicaragüense como lo es la estadounidense, sueña con la popularización de este deporte entre las damas de su país.

El managüense, un ex jugador de béisbol aficionado, en un principio trato de aportar para la expansión del beisbol masculino, pero en sus palabras: “no se pudo a pesar de que lo intente de corazón”.

Pero ciertamente hubo un punto de inflexión, un hecho que cambio su idea de dónde estaría su vínculo con beisbol. Resulta que él quería que una joven de Ticuantepe, de nombre Carol Rocha, fuese entrenada por algún técnico pues ella deseaba progresar en el juego.  Allí López conoció la dura realidad: “le pedí a varios técnicos que la prepararan pero infortunadamente no hubo ninguno interesado, de hecho todos me dieron la espalda” relata sin amarguras. Como todo hombre de inspiración, esa experiencia le dio la visión y misión clara de lo que quería hacer, y pese a las críticas y las pocas perspectivas visibles, no perdió las ganas, y decide desarrollar el beisbol femenino en su país, creando su propio club. Sin embargo, educado en USA, una nación  donde la organización es el cimiento de todo proyecto, Luis López, dedico cuatro años de su vida a desarrollar su idea. Es así como en el año 2017, crea a su equipo las “Reales de Managua”, nombre que no es cosa del azar pues se identifica como fan de los Reales de Kansas City, algo que no deja de ser curioso, por el hecho de vivir un estado donde están ubicados los Padres, Dodgers, Gigantes,  Atléticos y Los Angelinos de los Angeles – Anaheim.

Lo que hace realmente su caso tan especial, es que es de los pocos- poquísimos- proyectos amateurs en Latinoamérica en el que su creador no ha querido la intervención- financiamiento- del estado, por el contrario, todo aporte es de su propio peculio personal, él es su propio patrocinante y cuando requiere de apoyos, los busca en el sector privado haciendo de ejecutivo de relaciones públicas para motivar a firmas comerciales en el gigante del norte.

Y que quede claro no lo hace por soberbia u orgullo, piensa que mientras él pueda hacerlo así, con libertad e independencia y con la ayuda de Dios, su sueño se consolidará. “A mis jugadoras no les falta nada para la práctica del beisbol” afirma el perseverante nica-estadounidense. A  nivel técnico espera contar con el asesoramiento y experiencia de jugadores del famoso club profesional Boers como Edgar Montiel, Winston Dávila, Álvaro López, Danilo Álvarez, Juan Urbina y también del Sr. Charlie Maltés.

Agrega López, que le debe mucho a Don Alfredo González, un comunicador social a quien no solo considera su mano derecha, sino que su apoyo ha sido vital para el progreso de su causa.  También nos recuerda que gente involucrada con el beisbol femenino en dominicana, le han dado mucho apoyo en los asuntos relacionados con la dirección de su club, y en particular siente mucho agradecimiento hacia nuestro presidente, Héctor “ Tito” Pereyra, al que admira por su humildad y falta de egoísmo para dar consejos a quien los pide como es su caso: “ El Sr. Pereyra, es un hombre de beisbol a tiempo completo”- nos recalca, y continua: “ si algún dia tuviese que trabajar con el Sr. Pereyra en COPABE, me gustaría hacerlo como embajador del beisbol femenino a lo largo del continente, pero sin dejar a mis “Reales”- y soltando senda carcajada -para la que no tenía el volumen de mi celular bajo- agrega: “ Les digo a mis muchachas que la humildad es muy importante, que la envidia y el hablar mal de las rivales son malas consejeras, que se fijen metas y que trabajen duro, y que solo así podrán llegar a formar parte de un seleccionado nacional con aspiraciones internacionales”.

Uno de sus mayores logros con sus Reales, fue ganar el trofeo del primer juego femenino transmitido por Televisión en Nicaragua. También se alegra que otros clubes tienen en sus rosters a chicas que originalmente fueron de las Reales pero su gran sueño, ilusión y meta es poder elevar el nivel del beisbol femenino nicaragüense para que pueda competir de tú a tú con las potencias mundiales de la disciplina.

Mientras tanto la vida de este emprendedor transcurre entre California y Nicaragua, siempre con el optimismo puesto en su proyecto, y antes de despedirse me acota con preocupación la actitud del público hacia las jugadoras: “Ellas primeramente son damas no hombres, como tal merecen un respeto especial. Es muy diferente criticar o reclamarles una jugada que faltarles el respeto, eso deseo que cambie”…

Para quienes quieran seguir la encomiable labor de este emprendedor nicaragüense  y su equipo pueden visitar la página: https://www.facebook.com/realesdemanagua/?epa=SEARCH_BOX

Sin duda, Luis López y las Reales de Managua, un proyecto beisbolístico digno de imitar.