Colombia anotó dos carreras en cada una de las dos primeras entradas y no tuvo que mirar atrás ante un valiente equipo cubano.

Tras una derrota por una carrera el viernes que acabó con sus posibilidades de disputar un campeonato mundial, Colombia necesitaba superar la derrota rápidamente. Menos de 18 horas después, hicieron el trabajo.

Liderada por dos jonrones del bateador designado Andrés Angulo, la No. 15 del mundo Colombia superó a la No. 11 Cuba, 5 carreras por 3, el sábado por la tarde en el juego por la medalla de bronce de la III Copa Mundial de Béisbol WBSC U-23 en el Estadio Sonora en Hermosillo. 

La victoria le dio a Colombia su primera medalla en un evento de la Copa Mundial WBSC.

El último título de Colombia en el escenario mundial llegó en 1947. Mi abuelo jugaba en ese equipo“, comentó el técnico José Mosquera. Para que conste, el torneo se llamó Serie Mundial Amateur y se convertiría en la Copa Mundial de Béisbol.

Emparejándose por segunda vez en cuatro días, Cuba y Colombia estaban destinados a un encuentro muy diferente al primero, cuando Colombia logró una victoria por 11-0 en cinco entradas. Cuba anotó la primera carrera del juego en una ardiente tarde del sábado en la parte superior de la primera cuando Loidel Chapelli caminó para abrir el juego y anotó tres bateadores más tarde con un elevado de sacrificio de Yuddiel González al centro.

La única ventaja de Cuba en el juego no duró mucho. Angulo sacó a Colombia de los tres hoyos con un jonrón de dos carreras al jardín izquierdo luego del sencillo con un out de Jordan Díaz por el lado izquierdo. 

Una entrada más tarde, fue la parte inferior de la ofensiva de Colombia que contribuyó cuando Brayan Buelvas y Juan Zabala conectaron un sencillo para iniciar el segundo. Con esos dos en las esquinas, Rafael Romero trabajó una base por bolas, pero el receptor cubano Andrys Pérez tiró a la segunda posición en la cuarta bola, lo que permitió a Buelvas deslizarse a casa. Zabala luego anotó con un elevado de sacrificio al jardín derecho de Gustavo Campero para poner la ventaja 4-0.

Cuba consiguió una carrera de regreso con un sencillo productor de Geisel Cepeda, cobrando la segunda base por bolas de Chapelli en la tercera entrada, pero Colombia respondió con el segundo jonrón del día de Angulo, un tiro de apertura en la parte baja de la tercera.

El primera base Ivan Prieto le dio a Cuba una sacudida de vida con un jonrón solitario con un out al izquierdo en el cuarto, pero aunque su equipo tuvo oportunidades el resto del camino, nunca las capitalizaron. Cuba dejó a un corredor en posición de anotar en el quinto y dejó a un hombre en el primero en el sexto.

Llamado para ganar su tercer salvamento del Mundial Sub-23, el colombiano Jhon Peluffo obedeció, retirando a los cinco bateadores que enfrentó.

La victoria fue extra dulce para Colombia, que fue sede de la II Copa Mundial de Béisbol Sub-23 en 2019 en Montería y Barranquilla, pero no se clasificó para la Súper Ronda, terminando séptimo en casa.

Es un gran honor para nosotros“, dijo Mosquera. “Ahora tenemos que mantener unido a este grupo. Este torneo ha sido una experiencia de aprendizaje para todos, podemos mejorar“.