Después de vencer a República Checa por 7-1, Cuba se enfrentará a República Dominicana en el juego de recuperación suspendido por la lluvia.

Cuba se acercó un paso más a un puesto en la Súper Ronda con una victoria por 7-1 sobre la República Checa el lunes por la tarde en Ciudad Obregón.

El abridor de Cuba, José Santos, fue la estrella, lanzando un juego completo de dos hits para ayudar a su equipo a mejorar a 3-1 en el juego grupal. Santos no permitió un hit hasta la parte baja de la sexta cuando Marek Chlup triplicó al jardín derecho. Chlup anotó un bateador más tarde con un elevado de sacrificio de Radim Novotny para efectuar la única carrera checa del día.

Santos nos ayudó mucho en el juego“, comentó el mánager de Cuba, Eriel Sánchez. “En general, hemos tenido muy buenos pitcheos. Gracias a eso, pudimos ganar estos partidos“.

La ofensiva de Cuba simplemente tomó lo que le dio un personal checo que tuvo un total de nueve bateadores en el día.

Las primeras tres carreras de Cuba se efectuaron en la tercera entrada: las dos primeras en lanzamientos descontrolados y la tercera con un sencillo impulsado de Yandi Yanes. El equipo agregó dos más en la sexta en un elevado de sacrificio y un doble impulsado de Geisel Cepeda y coronó el día con un par de carreras y dos hits en la séptima.

Rangel Ramos fue el único jugador en registrar un juego de múltiples hits, acertando 2 de 4 con una carrera anotada y una impulsada para Cuba desde el octavo lugar.

República Checa termina el juego de grupo 1-4, perdiendo cuatro seguidos después de la emocionante victoria de la noche de apertura sobre México.

Cuba se dirige a un juego de recuperación el martes con República Dominicana que seguramente tendrá implicaciones en la Súper Ronda.

Necesitamos dar un paso más para llegar a la Súper Ronda“, concluyó Sánchez. “Sabemos que República Dominicana es un equipo muy fuerte. Tengo mucho respeto por ellos. Seguro que será divertido vernos jugar mañana“.