Con apoyo de prensa de Cuba

Cuba se lleva la Medalla de Bronce del Torneo de Béisbol de los I Juegos Panamericanos Junior 2021 al derrotar 9 carreras por 1 a Venezuela, actual campeón mundial U-23.

El lanzador zurdo de Matanzas Naykel de la Cruz se adjudicó la victoria trabando 5.0 entradas, Ariel Pestano con dos hits y Guillermo García con jonrón de dos carreras lideraron la ofensiva por la mayor de las Antillas, la derrota recayó en el abridor patriota Frank López.

El encuentro inicio con gran duelo de abridores entre el zurdo matancero Naykel Cruz y el derecho venezolano Frank de Jesús López durante las los dos primeras entradas en las que apenas tres corredores pudieron llegar a las almohadillas por boletos. 

Fue entonces en la apertura del tercer capítulo que sufrió cambios la pizarra del estadio Edgar Rentería al combinarse un doble de línea por el jardín central del enmascarador Ariel  Pestano Jr, sencillo del camarero Tony Guerra, boleto a Roberto Álvarez y un rolling por segunda base de Carlos Rodríguez que le permitió anotar a Pestano, aunque mucho influyó en esta anotación un error técnico del receptor venezolano.

Pero las mayores emociones en el encuentro aún estaban por llegar en la cuarta entrada al sacar los cubanos toda la ofensiva que no habían mostrado en el torneo para definir el encuentro con un gran racimo de ocho anotaciones y seis imparables incluyendo el enorme cuadrangular por el jardín derecho del granmense Guillermo García, primero de Cuba en el evento juvenil. 

Otra gran demostración brindó sobre el box Naykel que sin contar con el mismo control de su anterior presentación logró trabajar durante cinco capítulos en los que apenas permitió un sencillo mientras propinaba siete ponches y otorgaba cuatro bases por bolas. 

Al igual que en el enfrentamiento anterior el cuerpo de relevistas mostró debilidades y al salir el matancero no pudo hacerse justicia el Novato del Año Marlon Vega al tener que ceder el box al espírituano José Eduardo Santos con la casa llena y apenas un out, pero afortunadamente el nuevo lanzador logró retirar al emergente Anderson Meléndez para terminar las angustias en esa entrada.

Mucho influyeron los cambios que introdujo en la alineación el mentor Eriel Sánchez ya que el peso de la ofensiva fue para  los hombres que ocuparon la llamada tanda baja al conectar siete imparables con cinco impulsadas y seis carreras anotadas. 

De esta forma la selección U-23 logra mejorar el resultado que obtuvieron en el último Campeonato Mundial de la categoría celebrado hace apenas unos meses.