México, Panamá, Colombia y Venezuela ahora están empatados 2-1 con dos días de competición para el final.

Serán unos emocionantes dos días finales de la Súper Ronda en la Copa Mundial U23. Los puntajes del primer día de competición nos dejan cuatro Selecciones empatadas con un registro de 2-1. La carrera por un lugar en el juego del Campeonato Mundial será muy emocionante.

China Taipei no perdió el tiempo para anotar la primera carrera en la Súper Ronda. El jardinero central Chen-tso Tseng conectó un cuadrangular en el primer lanzamiento del abridor colombiano Elkin Alcala.

No voy a pasar por alto una bola rápida en el primer lanzamiento“, dijo Tseng a través de un intérprete. “Me gustó este y traté de aprovecharlo al máximo“.

Tseng sintió dejar el campo después de golpear la pared del jardín mientras perseguía un elevado profundo. Aún así, no se rendirá.
Tenemos dos partidos que jugar y tenemos que jugarlos al máximo“, concluyó.

Colombia confirmó lo peligrosa que puede ser su alineación. Bryan Buelvas y Jordan Díaz pegaron jonrones y Colombia remontó dos veces. Chinese Taipei había permitido solo seis carreras en el juego de grupo, Colombia anotó cinco en seis turnos al bate.

Sabemos que este equipo puede anotar carreras en cualquier momento del partido“, comentó el mánager Julio Mosquera. “Les dijimos a los muchachos que debían seguir creyendo. Siempre es posible remontar”.

China Taipei fue el equipo más difícil de jugar en el primer partido de la Súper Ronda“, agregó Mosquera. “Tienen un pitcheo fuerte. Agradezco a mis bateadores la forma en que se adaptaron a su abridor. Mis jugadores me facilitan el trabajo“.

Bryan Buelvas, un gran prospecto de 19 años en la organización de los Oakland A’s, enfatizó la unidad del equipo: “Nos gusta la palabra armonía“. “Este es un equipo formado por jugadores que tienen un objetivo común. Queremos ir a disfrutar a Colombia con una medalla“.

Ahora con 0-3, Chinese Taipei está prácticamente fuera de la carrera por las medallas. “No importa“, dijo Wu en una nota final. “Tenemos dos juegos por ganar. Veremos la clasificación el viernes por la noche“.

Venezuela tuvo una noche de 15 hits, incluidos los jonrones de Carlos Rodríguez, Romer Cuadrado y Juan Fernández. El abridor cubano solo sacó tres outs, permitiendo cinco carreras limpias en seis hits.

Nuestro comienzo fue terrible“, dijo el mánager de Cuba, Eriel Sánchez. “Era muy poco probable que se recuperara de una diferencia de seis carreras contra los lanzadores de Venezuela. Aún así, mañana es otro día. El béisbol te da la oportunidad de regresar al día siguiente. Tendremos que salir al campo más preparados, pero esta derrota no compromete nuestra carrera por las medallas“.

Venezuela podría representar el ejemplo de una recuperación. Tras perder el último partido de la fase de grupos, reaccionaron de forma espectacular.

Creo que el día de descanso nos ayudó“, dijo el mánager Carlos García. “Cuando sales al campo después de una derrota, los jugadores pueden tener una actitud negativa. Hoy no sucedió. Tuvimos muy buenos turnos al bate, fuimos pacientes, no perseguimos ningún lanzamiento y nos centramos en lo que estábamos buscando“.

El Almirante añadió: “Los muchachos están celebrando, y ganarle a Cuba con ese margen bien merece una celebración“.

Panamá jugó un partido sobresaliente detrás del abridor Julio Goff, quien se fue con un out en la séptima después de usar 94 lanzamientos, 60 strikes y permitir solo cuatro hits y dos bases por bolas.

Lanzó un gran juego, hay que felicitarle“, comentó el mánager de México, Enrique Reyes. “Literalmente no nos dio una oportunidad. Creo que jugamos un buen partido, simplemente fuimos derrotados por un equipo que demostró ser mejor esta noche“.

Panamá anotó todas las carreras que necesitaban en la parte alta de la sexta. El primera base Abraham Rodríguez convirtió la tercera oferta del abridor mexicano Alemao Rodríguez en un sencillo de dos carreras impulsadas por el medio.

Tenía confianza porque ya había visto a ese lanzador dos veces. Así que me dije que no podía dejar que me atrapara de nuevo“, comentó un emocionado Rodríguez después del juego. “Me siento muy orgulloso en este momento. Siento el orgullo de jugar para mi país. Estamos realmente motivados para hacer lo mejor que podamos para ganar”.

El Che Reyes no es renunciar a la idea de ganar. “Queremos ganar todos los partidos, por supuesto, pero esta derrota no cambia mucho. Todavía tenemos dos partidos por jugar y nuestras posibilidades de avanzar a la final están intactas. Ya estoy concentrado en el partido de mañana por la noche contra Venezuela“.