La Selección de República Checa enmudeció el Estadio Yaquis de Ciudad Obreg´ón, que con parcial local apoyando a los actuales campeones no pudieron hacer mucho, ante el gran trabajo combinado de bateo y pitcheo de los europeos para vencer 5 carreras por 1 a México.

El partido del Grupo A que cerró la primera jornada de la Ronda Inicial en el Mundial U-23 nos dejó la primera gran sorpresa del torneo. La excelente labor monticular de Ondřej Satoria en 5 entradas y dos tercios, permitiendo 6 hits, una carrera, una base por bola y ponchando a cinco para acreditarse la victoria con 87 pitcheos.

La derrota fue para el también abridor Saúl Castellanos, con labor de 3 entradas completas 2 hits, 5 carreras, 3 boletos y dos ponches en 58 lanzamientos.

La ofensiva de los europeos comenzó pegando en la alta del tercero -en lo que hasta ahí era un verdadero duelo cerrado de pitcheo- por el sencillo al izquierdo de Vojtěch Menšík que remolcó a Martin Zelenka. Luego fue Marek Chlup quien limpió las bases con doblete al jardín izquierdo y trajo al plato a Radim Novotný, Jakub Kubica y Menšík.

Un inning más tarde ampliaban el score en los pies de Jakub Grepl, que anotaba por “wild pitch”. Así se mantendría el juego con una República Checa dominante en todo el campo ante la campeona defensora que solo pudo sumar una rayita en la baja del sexto, aprovechando la jugada de selección en el rodado de Gerardo Valenzuela para que anotara Fabricio Macías la única carrera para los locales.

A la ofensiva por la novena piloteada por Vladimir Chlup se destacaron: Marek Chlup de 2-1 con doble y tres remolcadas; y Vojtěch Menšík de 3-1 con anotada y empujada.

Para el segundo día de la Ronda Inicial, República Checa (1-0) chocará en duelo de vencedores ante China Taipei (1-0), mientras que México (0-1) buscará recomponer su mala salida inicial cuando se mida a Cuba, que aún no debutó en el torneo.