Venezuela tomó una ventaja de 1-0 en la sexta. Venezuela anotó dos en la sexta y cinco en la séptima y ahora lidera la súper ronda, empatado con Colombia en 3-1.

Durante gran parte del jueves, parecía que el partido de la Super Ronda en el Estadio Sonora sería un partido que Venezuela se iba a lamentar por sus oportunidades perdidas. En un instante, cambiaron las cosas.

Venezuela, nº 10 del mundo, se recuperó con siete carreras entre la sexta y la séptima entrada, aprovechando una serie de errores defensivos del otro lado, para una victoria 7 carreras por 1 ante la actual campeona y número 5 del mundo, México.

En busca de una victoria después de ser vencido por Panamá el miércoles, México anotó primero una noche después. Después de ver a sus primeros cinco bateadores retirados por el abridor venezolano Luis Ojeda, el equipo local encadenó tres hits consecutivos con dos outs en la segunda, culminando con un sencillo productor de Alfredo Hurtado para tomar una ventaja de 1-0.

Esa ventaja se mantuvo durante cinco entradas gracias al trabajo estelar en gran parte del abridor Alejandro Chávez. En cuatro entradas y un tercio, Chávez permitió solo tres hits y una base por bolas mientras ponchó a dos. Venezuela no pudo atrapar un gran hit contra Chávez, dejando a siete corredores en base en las primeras cinco entradas del juego.

Hasta sus últimos seis outs, Venezuela montó una recuperación en la sexta. Con un out, Justin López conectó un doble entre el jardín izquierdo y central y se fue a tercera con un sencillo en el cuadro de José Sibrian. Después de que Kelvin Melean efectuara un rodado a tercera, los corredores estaban en posición de anotar con dos perdidos.

El bateador de nueve huecos de Venezuela Antonio Pinero, sin hits en la noche, conectó un alto chopper a la segunda base, y el mexicano Alfredo Hurtado cargó para fildearlo. Hurtado se apresuró a dar un giro a primera y lanzó salvajemente por parte del primera base Eric Meza, lo que permitió que ambas carreras anotaran y le dieran a Venezuela la ventaja.

En la séptima entrada, Venezuela se alejó con fuerza, enviando 10 bateadores al plato y anotando cinco. Los lanzadores de México caminaron a un bateador, golpearon a otro y entregaron cuatro hits, mientras que el antesalista Keven Lamas cometió un error de lanzamiento que generó dos carreras.

Con una ventaja de 7-1, el relevista venezolano Edwuin Bencomo no tuvo problemas en la parte baja de la séptima, lanzando un doble con un out de Meza para cerrar la victoria.

Nunca pensamos que podría estar más de 1-0 para México“, comentó luego del partido Justin López, quien bateó dobles tanto en la sexta como en la séptima entrada. “Sabíamos que tendríamos la oportunidad de recuperar“.

Con la victoria, Venezuela ahora está empatada con Colombia en la cima de la clasificación de la Súper Ronda de cara al último día antes del Campeonato Mundial el sábado. Venezuela se enfrentará a China Taipei el viernes por la tarde a partir de las 15:00 hora local, mientras que las esperanzas de México de defender su campeonato de la Copa Mundial U-23 2018 penden de un hilo cuando se enfrenten a Colombia a partir de las 19:30.